Cuida tu piel: ¡especialmente durante el verano!

¡Por fin el verano está aquí! ¡Ahhh, qué sensación tan agradable ese bofetón de los rayos del sol en nuestra cara! Ha llegado esa época del año haciendo justicia a todos esos meses pasados ​​en el gimnasio 😉

¿A quién no le encanta quitarse toda esa molesta ropa de invierno para disfrutar plenamente del sol y el mar? Pero ¿qué pasa con el cuidado de la piel? Por muy agradable que sea la sensación, los rayos del sol pueden causar graves daños. Es fundamental proteger la piel durante los meses de verano.

Sabemos que demasiado sol puede dañar la barrera hidrolipídica de la piel, provocando pérdida de elasticidad, sequedad e incluso envejecimiento prematuro.

¿La mejor manera de evitar problemas? Cuida tu piel.

Sean cuales sean tus preocupaciones de salud o belleza, cuidar tu piel, especialmente en verano, es el primer paso para mantener una piel luminosa y saludable durante todo el año.

Cómo cuidar tu piel en verano

Cómo cuidar la piel en verano



sol y piel – no es exactamente un paseo por el parque. El calor, la humedad y la contaminación pueden dejar su huella. Y seguro que lo harán si no cuidas la piel adecuadamente.

La piel expuesta al sol salvaje perderá su brillo natural con el tiempo. Se volverá opaco, aceitoso y propenso a tener imperfecciones.

Descubra cómo proteger su piel del calor del verano y mantenga ese aspecto radiante durante todo el verano.

El aumento de las temperaturas y la humedad obligan a las glándulas sebáceas a trabajar más. Lo que hace que la piel grasa sea aún más grasa y la piel seca, áspera y desigual. El calor que dilata los poros permitirá que la suciedad y las bacterias tengan una vida fácil y prolífica dentro de la piel.

Si bien el sol puede dar ese bronceado dorado, pocos relacionan el daño causado por los rayos ultravioleta con el envejecimiento prematuro y, en el peor de los casos, con el cáncer de piel.

Cuida la piel de tu rostro

Es necesario cuidar tu piel en verano, especialmente la del rostro. La zona que más se ve afectada por los rayos del sol. Lavarse la cara con abundante agua fría al menos dos veces al día es un excelente remedio, tanto para reactivar la circulación capilar como para eliminar restos y residuos del exceso de suciedad.

Tanto como a diario, la rutina de cuidado de la piel de noche también es imprescindible, más aún en verano. Las cremas de protección solar tienden a ser más espesas, por lo que es necesario deshacerse de los restos de protector solar antes de acostarse. Protege tu piel durante el día, pero déjala respirar durante la noche.

  • usa un exfoliante

En verano, debido al exceso de sudoración, se produce una acumulación no deseada de sebo en los poros de la piel. La exfoliación, por tanto, se convierte en el secreto para mantener una piel sana y limpia durante todo el año. Usar un exfoliante facial eliminará las células muertas de la piel. La acción exfoliante del exfoliante aporta una tez más sana y luminosa, dejando la piel del rostro radiante. Recuerda que así como es fundamental realizar una exfoliación en el rostro al menos tres veces por semana, también es importante realizarla en todo el cuerpo. La previsión es frotar de forma mucho más delicada en los meses de verano, meses en los que la piel más sufre. Evitarás así rojeces e irritaciones.

  • Usa un buen tóner

Después de eliminar todas las impurezas con el exfoliante, es imprescindible aplicar un buen tónico. Este último no sólo ayuda a cerrar los poros abiertos sino que también previene futuras imperfecciones al contrarrestar la congestión. Dado que la zona T es muy rica en glándulas sebáceas, debes prestar más atención a esta zona.

Recuerda: hay diferentes tipos de piel.

Si la piel es grasa: es mejor evitar las cremas demasiado espesas; en verano sería como asfixiar la piel de la cara con una capa de plástico. Por el contrario, opta por productos que contengan ácido salicílico y sin aceite. Si tienes la piel sensible pero propensa al acné, elige productos que contengan peróxido de benzoilo.

Si la piel está seca: Evite detergentes y jabones que hagan demasiada espuma. Podrían privar a la piel de los lípidos necesarios. Además, es necesario utilizar cara y cremas para los ojos para formar una barrera protectora frente a agentes externos. Opta por los naturales que contengan ceramidas y ácidos grasos naturales.

¿No sabes por dónde empezar a buscar? Echa un vistazo a - Cuidado de la piel Valuxxo rango. Ricos en nutrientes naturales, perfectos para el verano ya que no son grasos y dejarán la piel libre para respirar respetando incluso las más sensibles.

Si la piel es sensible recuerda hacerlo con cariño, aunque tengas que mantener la piel limpia. Opte por cremas cremosas hipoalergénicas. Así no correrás el riesgo de sufrir reacciones alérgicas. Los jabones sólidos, que contienen un porcentaje de crema, resultan demasiado agresivos con las pieles sensibles. Hazte amigo de los ingredientes antiinflamatorios naturales. Puedes probar con manzanilla, extracto de regaliz y envolturas de pepino. Ayudarán a calmar la piel sensible expuesta al sol.

Agregue antioxidantes a su rutina de cuidado de la piel

sin verano rutina de cuidado de la piel Está completo sin un excelente suero antioxidante. No sólo aumenta la hidratación sino que también protege contra la acción nociva de los contaminantes. Gracias a un sérum con ingredientes antioxidantes, estimularás la producción de colágeno combatiendo los radicales libres para evitar daños mayores.

El sérum facial es uno de esos productos definidos como “talla única”. Se puede utilizar en todo tipo de pieles, ya sea mixta, grasa o sensible.

Mantenga la piel hidratada

El calor aumenta la pérdida de líquidos, por lo que será más fácil que la piel se deshidrate. Puede provocar sensaciones de irritación, enrojecimiento y sequedad. Asegúrese de beber al menos 64 onzas de agua al día. Comer alimentos ricos en agua como frutas y verduras de temporada tendrá un impacto más que positivo en la hidratación de la piel.

El calor del verano a menudo resulta en tremendos sudores. De ahí una mayor producción de sebo y células epidérmicas. Y cuando las células muertas de la piel se mezclan con el sebo, ¡bienvenido acné!

Los meses de verano son los que suponen un estrés para la piel. Es en verano cuando se produce la falta de hidratación. Por eso es importante invertir en una mascarilla nutritiva para saciar la sed de la piel, al menos un par de veces por semana. Lávate la cara siguiendo los consejos que te dimos en el párrafo anterior, aplica la mascarilla para reparar, hidratar y calmar la piel reseca por el calor.

Deberías preferir productos para el cuidado de la piel más ligeros en verano, ya que son menos grasos y dejarán tu piel transpirable. Pero esto no significa que la piel no necesite estar hidratada. De hecho, es precisamente en verano cuando hay que saciar al máximo la sed. Los cuidados de la piel en verano deben aportar hidratación dejando una sensación apenas perceptible.

Lo mejor que puedes hacer es también lo más sencillo: ¡mucha agua! Lávese la cara con frecuencia con agua fría y beba al menos 64 oz de agua al día. En verano, necesitas mantener los niveles óptimos de H20 en tu organismo.

Protege tu piel de los rayos del sol

cuida tu piel mantén la piel hidratada en verano


No es necesario que brille un sol abrasador para que tu piel comience a sentir los efectos nocivos del sol. Por supuesto, en verano el problema empeora. Es natural querer pasar el verano junto al mar. ¿Qué lindo es estar en el agua todo el día? Bueno, aparte de suerte, ¿quién puede hacerlo? Presta atención al reflejo de los rayos del sol en el agua. Funciona como espejo del sol, aumentando su peligrosidad en la piel.

Aplícate siempre protector solar en rostro y cuerpo: cada vez que te expongas al sol y cada vez que nades.

Los protectores solares deben ser lo primero que se debe empacar. Asegúrate de utilizar unos buenos con un amplio espectro ultravioleta. Ese es SPF 30-50 y cubre los rayos UVA y UVB. No olvides que al igual que la cara, las manos, los pies y el cuello también son parte del cuerpo 😉

Asegúrate de aplicar el protector solar de 15 a 30 minutos antes de la exposición al sol. Una buena crema debe ser repelente al agua para resistir el sudor y el agua.

Elige la ropa adecuada

Otro consejo de verano, para mantener la piel sana y cuidada, es elegir la ropa adecuada.

Por ejemplo, empieza a usar sombreros. Los rayos ultravioleta no sólo son perjudiciales para la piel sino también para el cuero cabelludo. Prefiere un sombrero de fieltro en lugar de una gorra de béisbol, ya que también te cubrirá las orejas.

Algunas prendas pueden reflejar los rayos del sol. Diseñados para ahuyentarlos, ahora están disponibles en tiendas especializadas. Por ejemplo, las prendas con UPF 30 dejan pasar sólo 1/30 de la luz ultravioleta.

Considere también el tipo de material a elegir. Por ejemplo, el algodón blanco, la seda, el lino y el cáñamo son materiales excelentes para usar en verano. Es más útil si es de colores claros, como sabemos la luz refleja los rayos mientras que la oscuridad los absorbe, la luz ultravioleta penetra a través del tejido.

Por favor no descuide la importancia de proteger sus ojos; ellos también pueden verse afectados negativamente por los rayos UV (mínimo UV400). Elige unas buenas gafas de sol y asegúrate de que te acompañen a todas partes al aire libre.

La exposición prolongada a los rayos ultravioleta puede irritar y enrojecer la esclerótica, la parte blanca de los ojos. Así como el sol puede quemar la piel, también puede quemar los ojos. La exposición al sol sin la protección ocular adecuada podría provocar con el tiempo cataratas, degeneración macular y conjuntivitis.


No renuncies a la salud de tu piel. Llévate todas las bondades de las vacaciones contigo.

Vitamina E para el cabello: una inmersión profunda

Vitamina E para el cabello: una inmersión profunda

En la búsqueda de un cabello brillante y saludable, un nutriente se destaca por sus profundos beneficios: la vitamina E. Esta poderosa vitamina es un elemento básico en la innovadora mascarilla y crema para el cabello de Valuxxo, y promete transformar las rutinas de cuidado del cabello con su...

LEER MÁS
Ácido Hialurónico para Cabello con Valuxxo

Ácido Hialurónico para Cabello con Valuxxo

En el panorama en constante evolución del cuidado del cabello, el descubrimiento de ingredientes que ofrecen beneficios transformadores para la salud del cabello siempre es bienvenido con entusiasmo. Entre estos, el Ácido Hialurónico (HA) se ha erigido como una maravilla, tradicionalmente aclamado por...

LEER MÁS
0

El pin en Pinterest

Compartir este